Se presentó la segunda edición del I Lab Films, festival de cine de Querétaro, que llevará a cabo su segunda edición el 10 y 11 de septiembre.

Andrés Roca, CEO del festival aseguró que Querétaro está listo para entrar en la industria creando largometrajes, igualmente mencionó que el año pasado se concretó la Cofradía del cine en Querétaro y la Canacine Querétaro de donde se podrían bajar estímulos de hasta 20 millones de pesos para películas hechas en el estado.

También mencionó que se contarán con diversos proyectos realizados por estudiantes de universidades afiliadas al proyecto; en estos momentos se están dando talleres de dirección de actores, iluminación, audio y corrección de color por parte de especialistas en el tema, para así garantizar la calidad en los proyectos.

En este punto, se busca integrar a las escuelas y estudiantes con el sector privado, trabajando con casas productoras para la realización de los proyectos y con el gobierno para dar apoyos.

Los proyectos finales serán presentados en el festival y proyectados hasta el 2023 en un total de 29 festivales en todo el país, para que de esta manera sean vistos por miles de personas, garantizando una difusión máxima.

Roca compartió la emoción que se tiene por recibir a dos directores chilenos, Víctor Hugo Gómez Sánchez
Gerar Quezada Richards, que mostrarán sus producciones y platicarán con los participantes, además de consolidar este festival como internacional.

El presidente de la cámara de comercio, Fabián Camacho, participó diciendo que lo que se busca es que nuevos inversionistas y emprendedores apuesten por el ecosistema artístico en el bajío, darle esperanza a generaciones presentes y futuras de que, en efecto, se puede vivir del arte cinematográfico en Querétaro, descentralizando esta área laboral de la Ciudad de México.

Jesús Ismael de Grupo Padrino y Vete a la Burger, señaló que se está viviendo un hecho histórico en Querétaro en materia de innovación tecnológica y creativa, en donde también se ha creado una plataforma de ayuda empresarial, fomentando así, la cultura del emprendimiento.

Este año se entregarán una estatuilla del Conin de 2.5 kilos de material reciclado hecho con una impresora 3D por una empresa enteramente queretana, a su vez se dará un premio de 10 mil pesos a la mejor producción y se contará con un dron para ser entregado a la mejor fotografía.

Se busca que este proyecto atraiga más inversión y crezca hasta convertirse en algo representativo del cuarto arte en Querétaro.